Twitch starter: el equipo básico para hacer streaming

La creación de contenido se ha vuelto una tendencia hoy en día bajo la premisa de que cualquier persona puede conectar con otros alrededor del mundo a través de sus pasatiempos y, eventualmente, monetizar esa pasión. En este sentido, las transmisiones en vivo desde plataformas como Twitch® y Youtube® se han vuelto muy populares.

Si bien puedes encontrar toda clase de contenido en Twitch, desde conciertos hasta personas durmiendo, uno de sus aspectos más conocidos son los directos de videojuegos. En estos puedes lucir tus mejores combos, compartir consejos y trucos o, simplemente, conversar con tu audiencia mientras juegas una nueva entrega. 

No obstante, algunas personas se mantienen sólo como espectadores, al desconocer los requisitos mínimos para realizar una transmisión en vivo.

¿Qué necesito para hacer streamings?

Si has considerado transmitir en vivo tus partidas pero no sabes si cuentas con el equipo básico, has llegado al lugar adecuado. En primer lugar, lo esencial es contar con una computadora, una buena conexión a internet y un software para streaming

Pero como veremos más adelante, mientras más atención tengas en los detalles que componen tus directos, mejor será la experiencia de tus seguidores.

Conexión a internet

En primer lugar, hacer una transmisión en Twitch o cualquier otra plataforma implica un uso demandante de tu red, ya que al transmitir en vivo con varias personas a la vez, tu internet se vuelve más susceptible a caídas de calidad, fallas de sonido o imagen e incluso interrupciones. 

Por lo tanto, tienes que poner atención a los megas de subida de tu servicio. Además, toma en cuenta la resolución en la que piensas transmitir, pues mientras más alta sea, más megas necesitarás. 

Considerando lo anterior, puede que te preguntes ¿cuántos megas de subida necesito para hacer streaming? si tienes una resolución de 720p a 30 fps entonces bastará con 1.5 a 4 Mbps; si buscas 1080 a 60 fps lo que necesitarás es de 4.5 a 9 Mbps; pero si escalas hasta 4K a 60 fps requerirás de 20 a 51 Mbps.

Adicionalmente, es recomendable contar con una conexión fija, pues de esta manera será menos probable que sufras de algún problema, al contrario si te arriesgas con una conexión inalámbrica. En este caso, la fibra óptica también te será de gran ayuda.

Computadora

Al igual que tu conexión a internet, tu computadora tendrá una gran carga de trabajo al transmitir en vivo a la vez que juegas, lo que implica que necesitarás un buen procesador con 6 u 8 núcleos. 

Si bien es posible hacer un directo con una laptop, la cual es una gran herramienta si viajas mucho o prefieres un equipo portátil, también es cierto que una desktop te dará mayor rendimiento mientras estás jugando y transmitiendo en vivo.

En lo que respecta a los requisitos mínimos de la memoria RAM, en general 8GB te ayudarán para comenzar, pero considera que 16GB te darán un rango más amplio de juegos con mayor calidad y te permitirán estar al día con los juegos más demandantes.

Ahora bien, tu tarjeta gráfica es otro componente crucial, por lo que procura contar con 6GB o incluso 8GB si está en tus posibilidades. Un referente puede ser las NVIDIA® GTX serie 10 o las AMD® RX serie 400 como punto de partida. Si quieres saber más al respecto, revisa nuestro artículo ¿Qué es una unidad de procesamiento gráfico?

Si además buscas una computadora para gaming, puedes visitar nuestra tienda y armarte con todo lo necesario para una gran partida.

Monitor

En lo que se refiere a monitores, hay muchos aspectos en juego: la distancia de tus ojos con la pantalla, la ergonomía, la resolución y, por supuesto, el tamaño. 

Considera que además del juego, tendrás los elementos y herramientas del directo, por lo que una pantalla chica puede hacerte pasar un mal rato, así pues, es recomendable que te mantengas arriba de las 27 pulgadas.


Una buena idea es jugar en el monitor de tu computadora y vigilar la transmisión desde tu celular o una tablet. Ahora bien, si quieres mejorar o comenzar en las mejores condiciones, un segundo monitor te ayudará a mantener todo en orden de manera simultánea.

Sonido

Lo más sencillo es buscar audífonos con micrófono integrado para cubrir este aspecto, pero ten en cuenta que si tu voz es apenas audible eso puede arruinar la experiencia de tus seguidores. Así pues, busca audífonos con un micrófono de gran calidad que te brinde un sonido limpio. 

Si por otro lado optas por un micrófono dedicado, entonces busca el que mejor se adapte al entorno en el que grabaras. Por ejemplo, puedes obtener un micrófono condensado a un precio razonable, pero captará el sonido ambiental, perfecto para que varias personas conversen, pero un desastre si tienes vecinos ruidosos. 

Por su parte, un micrófono dinámico sólo detecta el sonido de frente, así que tendrás que tener cuidado con no girar o moverte demasiado.

Conforme avances, puedes considerar añadir un soporte o un brazo articulado, en primer lugar para mejorar la detección de tu voz, en segundo lugar, para tener un espacio más ordenado y libre de cables.

Cámara

No es obligatorio que muestres tu rostro si te hace sentir incómodo. De hecho, existen algunas alternativas para paliar este aspecto, incluyendo la posibilidad de crear un modelo digital, más conocidos como Vtuber. 

No obstante, mostrar tu cara refuerza cualquier mensaje gracias al lenguaje corporal, mejorando la interacción con tu público. Adicionalmente, hay personas que se enganchan al ver las reacciones y expresiones que tienes al jugar.

Tanto en lo que respecta al sonido como al video, un primer paso para lograr una gran transmisión es diseñar el espacio adecuado: busca un lugar silencioso con una buena acústica, cuida de la iluminación y revisa que no aparezca en cámara algún elemento que no desees, como ropa sucia o empaques de comida. 

Sin importar la calidad o el precio de tus herramientas, estos detalles te evitarán dolores de cabeza durante la transmisión.

Usar la cámara de tu computadora es una opción básica cuando no cuentas con un gran presupuesto, pero idealmente una webcam te permitirá una imagen con mayor calidad. Procura que la webcam cuente con una resolución de 1080p a 60 fps. Posteriormente, si quieres profesionalizarte, considera adquirir una cámara profesional.

Software

Existen diferentes programas que te ayudarán a transmitir, incluso Twitch ha lanzado su propio programa pensando en las necesidades de sus streamers: Twitch Studio® que actualmente puedes utilizar de manera gratuita en su versión beta.

Otra opción popular es OBS (Open Broadcast Software® por sus siglas en inglés) un programa de código abierto con una interfaz sencilla y funciones avanzadas que puedes emplear conforme adquieras más pericia y conocimientos, todo de manera gratuita.

Streamlabs®, por su parte es considerado como un software profesional para las transmisiones, incluso cuenta con una tienda de aplicaciones, cloudbot, editor de diseños y más, por lo que se trata de una opción bastante completa, pero ten en cuenta que su versión gratuita es limitada.

Opcionales

En medida que tu carrera como streamer ascienda o tu presupuesto te lo permita puedes adquirir más herramientas que le den un mayor impulso a tus transmisiones. Por ejemplo, un stream deck o controlador de transmisión, que te permite acceder a juegos o programas de manera rápida con un teclado configurable, o una capturadora de video que recogerá la señal de video de una fuente externa (como una cámara reflex) para enviarla a tu computadora.

Además, si planeas mejorar tu video, un anillo de luz led te ayudará a iluminar tu rostro directamente y, para decorar, puedes adquirir unos nanoleafs, que brindan una iluminación única al ambiente. Pero, si lo tuyo son los fondos virtuales, un croma será de gran ayuda para obtener mejores efectos.

En conclusión

El equipo que utilices para comenzar a transmitir en vivo puede ser tan extenso o tan sencillo como tú lo desees, pero definitivamente ten en cuenta los requisitos mínimos para que tu streaming sea una experiencia placentera tanto para ti como para tus seguidores. 

Principalmente, tienes que asegurarte de contar con los megas de subida adecuados para la resolución de tu video, así como una computadora con el rendimiento adecuado y un sonido nítido.

Más allá de tener el equipo más costoso y la mayor cantidad de herramientas, lo importante es que conozcas qué es lo que mejor funciona para tu contenido. 

Conforme adquieras práctica en las transmisiones y aprendas lo que funciona para ti, podrás tomar mejores decisiones a la hora de configurar tu equipo y crear tu propia marca dentro de los streamings.

Recuerda que lo vital a la hora de transmitir es tu contenido y la manera en la que le das tu propio toque. Sin embargo, si quieres comenzar con el pie derecho, ve a nuestra tienda y descubre los accesorios que tenemos para ti.