¿Qué es una unidad de estado sólido (SSD)?

Conocida como unidad de estado sólido o disco de estado sólido, una SSD (por la abreviación en inglés de Solid State Drive) es una opción de almacenamiento de datos que funciona sin partes móviles. En comparación con el método tradicional de almacenamiento HDD (Hard Drive Disk), es decir, la unidad de disco duro, las unidades SSD se construyen sin la unidad de disco giratoria tradicional y sin cabezales de disco duro móviles que se utilizan para leer y escribir nueva información en el disco.

Un SSD almacena datos utilizando la memoria flash para codificar información en lugar de hacerlo a través de un proceso de escritura física, una de las razones por las que los SSD consumen menos energía en general.

Un SSD funciona a través de una interfaz de entrada/salida simple, generalmente a través de lo que se conoce como Serial ATA o con la mayor eficiencia de las conexiones PCI Express y NVMe.

Las ventajas de la tecnología de unidades de estado sólido

Entonces, ¿por qué exactamente usarías almacenamiento en unidades de estado sólido para tu computador?

La respuesta depende de cómo uses tu computador y cómo quieres almacenar tus datos. Muchas personas se sienten atraídas por un SSD con el objetivo de aumentar la eficiencia, dada su capacidad para leer y escribir datos más rápidamente que su primo, el disco duro.

Además, sin partes mecánicas o móviles dentro de la unidad, existe un riesgo mucho menor de dañar accidentalmente la unidad de disco por impacto o exposición. Esto es particularmente importante si estás trabajando constantemente en movimiento, puedes estar preocupado por cómo tu notebook resistirá un accidente o daño ambiental. Utilizar un SSD puede eliminar una gran cantidad de esa incertidumbre.

En lo que respecta a la estabilidad, las opciones de almacenamiento SSD son bastante confiables. Hay dos razones principales para eso:

  • No tienen componentes mecánicos, por lo que tienen una construcción fundamentalmente simplificada. 
  • La memoria flash SSD incorpora un conjunto cada vez mayor de código de corrección de errores para proteger sus datos durante el proceso de lectura/escritura.

En términos de diseño, el uso de la tecnología de unidades de estado sólido también es una gran ayuda para la movilidad de las notebooks. El formato no solo protege contra accidentes, sino que pesa sustancialmente menos que el disco duro tradicional. Esto permite modelos más ligeros, más delgados y, en última instancia, más móviles.

Para mencionar algunas ventajas adicionales, también se produce menos ruido mientras se utiliza el SSD. Eliminando la necesidad de una lectura de disco convencional, puedes trabajar sin el zumbido típico asociado con un disco duro que realiza tareas más grandes.

SSD de HP®

Si bien la tecnología continúa evolucionando y cambiando, las opciones de SSD también son cada vez más accesibles dentro de nuestras líneas de computación HP.

Hemos convertido estas nuevas funciones en el estándar de nuestras estaciones de trabajo HP Z. PCI Express también es parte de la base de nuestro potente HP Z TurboDrive que mejora el rendimiento, la cual creamos como parte de nuestro esfuerzo por reducir los tiempos de arranque, mejorar la capacidad de respuesta y cambiar la forma en que los usuarios manejan archivos grandes.

Con el cambio cada vez mayor de conexiones Serial ATA menos eficientes hacia PCI Express, también comenzamos a incorporar controladores NVMe para optimizar aún más las operaciones.

¿Hay algún inconveniente en un SSD?

La tecnología de unidades de estado sólido puede ofrecer ventajas sustanciales en comparación con sus predecesores de disco duro, pero por ahora la tecnología aún está evolucionando.

Desafortunadamente, la tecnología de unidades de estado sólido suele ser más cara que las opciones de almacenamiento en disco duro convencionales. Sin embargo, la diferencia de costos está comenzando a reducirse y es probable que disminuya aún más con el tiempo.