Consejos de ahorro de energía para pequeñas y medianas empresas

¿Sientes que tu empresa podría ahorrar en los costos de electricidad? Algunos cambios sencillos podrían mejorar sustancialmente el rendimiento. La agencia de protección ambiental de EEUU, EPA (por las siglas en inglés Environmental Protection Agency), declara en sus datos del programa ENERGY STAR® que un edificio comercial promedio puede reducir su factura de energía en un 30% [1] mediante acciones sin costos adicionales, inversiones inteligentes, operaciones y mantenimiento innovadores.

Imagina lo que harías con esos ahorros. Ya sea que reinviertas en investigación y desarrollo o mantengas bajos los precios de los productos para tus clientes, todas las empresas pueden beneficiarse del ahorro de energía. A continuación, te presentamos algunas ideas que puedes poner en práctica para reducir los costos de energía y disminuir la huella de carbono.

Beneficios de ahorrar energía y cómo empezar a hacerlo

El ahorro de energía tiene más que un valor intrínseco, como ayudar al planeta. Puede reducir costos, mejorar la imagen de tu marca y conducir a operaciones más eficientes. Algunos de los consejos más eficaces desde el punto de vista energético (como el uso de energía limpia para las empresas) también tienen más sentido desde el punto de vista fiscal.

Rick Freeman, director de 3Degrees Group Inc, en San Francisco, California, explica que la mejor manera para que las empresas ahorren energía y que a menudo ignoran, es un programa simple con estos cinco pasos:

  1. Medir la actual energía de carga base utilizada en cada edificio o en cada circuito del edificio principal. Esta será una línea de base con la que se evaluará el éxito.
  2. Realizar una auditoría energética detallada en cada edificio para identificar las medidas de ahorro de energía que se pueden implementar. Querrás incluir cálculos detallados para cada medida que identifique tres cosas:
  • Ahorro de energía anual
  • Costos de implementación
  • Período de recuperación de costos
  1. Aumentar el apoyo interno y el presupuesto para hacer algunas (o todas) las medidas.
  2. Implementar las medidas, ya sea por etapas o en masa, según el presupuesto y la participación.
  3. Medir de nuevo.

El uso de energía de la nueva línea de base se puede comparar con la inicial para medir los resultados. También necesitas conocer y contabilizar cualquier cambio operativo que haya ocurrido en la instalación o en ese circuito en particular durante este período.

“Para que este programa tenga éxito, se necesita mucha atención y concentración, así como mucha paciencia”, dice Rick.

Supera los desafíos de los cambios para el ahorro de energía

Los consultores pueden ayudarte a comenzar

Al ser un comercio, es posible que el consumo de energía tienda a variar, por lo que puede ser difícil obtener el presupuesto inicial para la medición base y la auditoría de energía. A menudo, esto lo lleva a cabo un consultor capacitado en estas mediciones, ya que la mayoría de las empresas no cuentan con un equipo interno que pueda manejar este proceso.

"Una vez que se tiene el informe final del consultor, con cifras de ahorro de costos basadas en datos", dice Rick, "por lo general, resulta más fácil obtener el presupuesto para implementar muchas de las medidas de ahorro de energía recomendadas".

Las pequeñas victorias pueden generar un gran impulso

Rick insiste en que hay recompensas para aquellos que perseveran. “Muchas medidas de ahorro de energía tendrán períodos de amortización cortos de unos pocos meses a uno o dos años. Estas son sencillas de implementar. Otras pueden ser más intensivas en consumo de capital y pueden interrumpir las operaciones, por lo que es necesario considerarlo y planificarlo".

Reduce los costos, no solo el uso de energía

Las empresas también deben considerar las posibilidades de reducir los costos de energía, no solo el uso. Las mejoras que puedes incorporar pueden variar de acuerdo a la legislación en tu región, las ideas incluyen:

  • Generación de calor solar térmico en las instalaciones (agua caliente o calor de proceso).
  • Si te encuentras en un mercado emergente de electricidad , puedes comparar precios para obtener energía de menor costo.
  • En los mercados regulados, solo puedes buscar electricidad de menor costo si tus instalaciones se inscriben en un programa de acceso directo.

Evalúa los cargos por demanda

Además del consejo de Rick, las empresas pueden considerar el cargo por demanda y su rol en el plan para reducir costos. A las empresas se les puede cobrar una tarifa más alta cuando más personas usan electricidad a la vez. La carga por demanda puede ocurrir, por ejemplo, cuando haces funcionar tu aire acondicionado durante una ola de calor. Cambiar el uso de energía a tiempos de menor demanda es una forma de abordar este tipo de cargos.

Consejos de ahorro de energía para pequeñas empresas

Si no tienes el tiempo o el presupuesto inicial para medir tu línea base de energía y realizar una auditoría energética, Rick sugiere que consideres tomar algunas medidas de ahorro de energía fáciles de implementar. Casi todos los edificios pueden beneficiarse de estas acciones.

Hay decenas de formas de ahorrar electricidad, algunas con efecto inmediato. Estas son algunas de las formas más comunes en que las empresas están cambiando su uso de energía.

1. Ajustes de sistemas de climatización HVAC para comodidad y economía

  • Realiza revisiones en puestos de servicio y mantenimiento para HVAC y controladores de aire [2].
  • Instala variadores de frecuencia (VFD) en los motores de ventilador / bomba.
  • Reinicia el suministro de aire en los controladores de aire [3].
  • Restablece la temperatura del aire de suministro, el volumen de aire variable con sistemas de recalentamiento (VAV-RH). 
  • Reinicia la presión estática de los conductos en los sistemas VAV-RH.
  • Aumenta los puntos de ajuste de la banda automática de calefacción y refrigeración [4].

2. Modifica tus horarios

Mejora la programación de los sistemas de iluminación, tratamiento de aire y agua fría para evitar tiempos de uso intensivo.

¿Sueles hacer servicios de limpieza por la noche? Puede ser habitual, pero quizás no sea el mejor uso de tus recursos energéticos. Considera cómo la limpieza y el mantenimiento durante el día pueden mejorar tus resultados al apagar las luces durante la noche.

Si necesitas tener empleados en el edificio por la noche, averigüa cómo puedes utilizar dispositivos energéticamente eficientes para la limpieza industrial, incluidos los filtros HVAC.

3. Actualiza el alumbrado para incluir iluminación más moderna

La iluminación LED es más eficiente que otras, como las tradicionales bombillas incandescentes, halógenas, HID y fluorescentes T12. Esta tecnología puede reducir tus facturas de energía cada mes [5].

Las luces LED consumen un 90% menos de energía, también ofrecen un aspecto y un brillo atractivos. Además, duran 15 veces más que una bombilla tradicional, por lo que deben reemplazarse con menos frecuencia, lo que te permite ahorrar en materiales y mano de obra.

Asimismo, emiten menos calor que las lámparas fluorescentes compactas y las incandescentes, lo que reduce los costos de aire acondicionado en los meses más calurosos. Considera cómo la luz natural puede complementar este plan.

4. Actualiza tu estructura

Los códigos de construcción pueden dictar los requisitos mínimos para techos o ventanas, pero para aquellos edificios que no están altamente regulados, existe la oportunidad de mejorar. Estas mejoras se manejan mejor en etapas, por lo cual no gastas demasiado a la vez. 

Busca agencias o certificaciones que te puedan proporcionar listas de verificación adicionales, específicas para cada edificio y tipo de energía. Pueden proporcionarte algo de inspiración para actualizar tu edificio, herramientas o programas de uso de energía. La mayoría de estos son muy asequibles y algunos de los elementos de la lista de verificación son gratuitos.

5. No olvides aprovechar los espacios verdes

El exterior de tu edificio, el paisaje y el estacionamiento son oportunidades para ahorrar dinero y, al mismo tiempo, ayudar al medio ambiente.

Asóciate con profesionales del paisajismo para identificar formas de embellecer y reducir el calor en tu edificio manteniendo la humedad en la tierra.

Los espacios verdes no solo son ecológicos, pueden mejorar el estado de ánimo de los empleados y aumentar la reputación de tu marca en la comunidad. También puedes terminar usando menos agua.

6. Visita las oficinas por la noche

Incluso si tus luces y sistemas HVAC están configurados para funcionar con una eficiencia óptima, podría haber fallos en tu sistema. Manténte al tanto visitando las instalaciones por la noche. Desde el ocasional empleado olvidadizo que no apaga el equipo de oficina hasta el calentador de agua que no deja de funcionar, es posible que encuentres nuevas formas de ahorrar.

7. Innova, luego educa

Cualquier cambio que realices es importante, pero ¿saben tus empleados por qué necesitan usar esa regleta de enchufes? ¿O por qué deberían usar agua fría para lavar la ropa?

Para cualquier proyecto que requiera la aceptación, así como la participación de tu equipo, manténganlos informados sobre la importancia de los cambios y por qué son relevantes. Ya sea que apeles a su interés por mejorar el planeta o compartas los ahorros en costos y el potencial de aumentos salariales, asegúrate de que se sientan interesados ​​en tus planes de energía sostenible.

El futuro del ahorro de energía

A medida que avanza la tecnología, habrá más oportunidades menos complejas para ahorrar dinero, incluyendo oportunidades para la conservación de energía en las industrias manufactureras. Sin embargo, mucho de eso depende de datos precisos y de la comprensión del flujo de trabajo y las necesidades de los equipos.

Rick explica: "Las nuevas tendencias incluyen sistemas de medición más completos con controles automáticos, retroalimentación, conectividad; en otras palabras:

  • Datos y análisis
  • Controles y automatización

"Gracias a las nuevas tendencias en construcción, hemos visto que se presta más atención al enfoque costo-beneficio del ciclo de vida al administrar los costos de instalación de sistemas y materiales de mayor eficiencia energética en la construcción, incluso si hay un costo inicial elevado para ellos.

"También estamos viendo una interacción más fluida entre la demanda y la respuesta con los servicios públicos de electricidad. Esto puede generar ahorros en costos para el usuario del edificio y una mejor gestión de la red para el servicio público. Con suerte, eso da como resultado una menor intensidad de emisiones de carbono, lo que ayuda a mitigar el cambio climático”.

Resumen

¿Estás considerando formas de implementar la energía renovable en las operaciones de tu negocio? ¿O estás preocupado por tu factura de electricidad? Comienza por auditar tu plan de energía actual en busca de ineficiencias para ver cuál es la mejor manera de avanzar.

Desde mejores sistemas de iluminación hasta cambios en el horario del servicio de limpieza, hay muchas formas en las que puedes reducir tus costos de energía mientras haces lo correcto por el medio ambiente.

Referencias (en inglés):